Circular-Lab

UE viajar con seguridad: App y Certificado Digital Covid (Digital Covid Certificate)

La Unión Europea va » por el buen camino» para flexibilizar los viajes de los vacunados.

Se espera que una temporada turística fuerte pero segura, ayudada por el Certificado Digital Covid previamente llamado “Digital Green Certificate”  para la COVID-19, pueda compensar y reactivar la pérdida de más 100 millones de puestos de trabajo que la pandemia ha afectado en el sector del turismo en el ultimo año.

Y por eso que la UE es partidaria que las personas que vivan en uno de los 27 países miembros puedan obtener gratuitamente una tarjeta sanitaria digital, un «pasaporte Covid» a la que ahora la Comisión se refiere como «Certificado Digital Covid», que muestre su estado de vacunación (serán aceptadas todas las vacunas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento – EMA: BionTech/PfizerModernaAstraZeneca y Johnson&Johnson), los resultados de las pruebas de Covid-19 y/o si se haya recuperado de una infección anterior por coronavirus.

«Queremos ayudar a los estados miembros a restablecer la libertad de circulación de forma fiable», dijo el miércoles la Presidenta de la CE, Ursula Von der Leyen, durante la presentación de la iniciativa. A lo que el comisario de Justicia, Didier Reynder, añadió que Bruselas espera que el Certificado esté listo «antes del verano, quizás en junio».

«Estará listo para el verano con el fin de facilitar los desplazamientos entre los estados miembros para que se pueda viajar de forma segura», apuntó en una rueda de prensa Christian Wigand, Portavoz de la Comisión Europea (CE) de Estado de Derecho y de Derechos Fundamentales. El portavoz de Economia digital, Investigación e Innovación de la CE, Johannes Bahrke, añadió que en las próximas dos semanas 18 países de la UE lo probarán.

Entre los países que tienen o planean tener operativos los pasaportes de vacunas están: Estonia, Rumanía, Georgia, Polonia, Croacia, Malta, Chipre, Grecia, España, Portugal, , Italia, Dinamarca, Francia, Liechtenstein, y además Reino Unido, Noruega, Suiza y Islandia, que no son miembro de la UE, pero experimentarán la utilización de pasaportes digitales de vacunas para comprobar que se cumplen los requisitos. La UE considera el certificado digital como una herramienta esencial para salvar la temporada vacacional europea de verano, ya que permitirá a los países que dependen del turismo, entre ellos España y otros países del Mediterráneo, poder reabrir con una cierta seguridad sus puertas a los viajeros, aportando oxigeno a un sector duramente probado.

Por otro lado, en la lista de los países internacionales seguros con baja incidencia se encuentran actualmente siete de menor riesgo, entre ellos Australia, Nueva Zelanda y Singapur, pero ahora se espera que se añadan el Reino Unido, con 44 casos por cada 100.000 habitantes, y Estados Unidos, con 35 por cada 100.000.

Francia, Malta y los Países Bajos son algunos de los países que están ya probando la aplicación de la tarjeta sanitaria de la UE. La prueba consiste en asegurarse de que las claves digitales utilizadas para autenticar las tarjetas funcionan correctamente y de que sean compatibles con los sistemas de los distintos países.
Sin embargo, Francia y Bélgica se han mostrado un poco reticentes porque consideran que se podría discriminar a las personas que aún no se hayan vacunado, teniendo en cuenta que sus tasas de vacunaciones son actualmente inferiores a las esperadas. Mientras que España, que va a buen ritmo, se ha mostrado dispuesta a apoyar esta iniciativa europea y la ministra de turismo Reyes Maroto, declaró hace unos días que España podría empezar a utilizar el certificado a final de mayo.

A través de estos “pasaportes de vacunas” se podrá comprobar digitalmente si el portador se ha sometido a una prueba y/o ha sido vacunado con éxito. Un sistema electrónico unificado que permita consultar los registros de vacunación en un momento dado y que sea ampliamente aceptado en todos los países, sería un paso revolucionario para los expedientes clínicos, que tradicionalmente sólo se almacenaban en los laboratorios o en los archivos de las consultas médicas.

El certificado digital, si bien se ha pensado para que se pueda utilizar a través de una aplicación para teléfonos inteligentes, también tiene que contar con la posibilidad de ser acreditado en un formato de papel. La tecnología ha sido desarrollada por las empresas alemanas T-Systems y SAP. «Todos los Estados miembros se podrán conectar al sistema durante el mes de junio”, dijo Bahrke.
Los certificados se avalan de un Codigo QR que no incluye datos personales, pero que confirma que el titular está vacunado, es inmune o ha dado negativo a un test. Los varios estados los tendrán a disposición en directorios nacionales, que se podrán intercambiar a través del sistema de la Comisión Europea, para poder comprobar en tiempo real de la verdecida de los distintos certificados.
Para preservar la privacidad los datos personales no podrán ser conservados en el país de destino, ni habrá una base de datos centralizada de la Unión Europea.

El Certificado Digital de vacunas de la UE se utilizará inicialmente sólo para viajar dentro del espacio europeo. Dicho certificado electrónico incluirá los datos sanitarios del titular con un código QR con el que se podrá verificar su autenticidad, validez e integridad. Estará disponible en la lengua oficial de cada país que lo expida y en inglés. Por el momento no está previsto que lo utilicen los ciudadanos británicos que viajen a o desde el Reino Unido, pero su gobierno ha notificado a sus ciudadanos que dentro de unas semanas se permitirán algunos viajes internacionales con la aplicación adoptada por su Servicio Nacional de Salud (NHS) y que muestre las vacunas recibidas.
Sin embargo, la Comisión Europea está trabajando para que se reconozca mutuamente también con los certificados de países extracomunitarios, sobre todo los de Estados Unidos y UK.
Los que no estén vacunados tendrán que presentar una prueba Covid negativa o una prueba de inmunidad.